LA PARROQUIA EN EL TIEMPO DE CUARESMA, EN CAMINO HACIA LA PASCUA.

sábado, 2 de mayo de 2015

EL MES DE MAYO, MES DE LA VIRGEN

En el mes de Mayo, la naturaleza explota de manera singular en forma de flores. De igual forma, el mes de Mayo es dedicado a la Santísima Virgen María con el ánimo de abrir nuestro corazón a Ella y hacerlo que rebose de alegría y felicidad.

Así es la primavera, y así es nuestra Madre, quien en el presente mes de Mayo ha sido subida hasta el altar mayor de Santa Cruz para presidirlo y acompañar a los niños y niñas que reciben por vez primera al Señor Jesús en la Eucaristía.

Dispongámonos, como las flores en primavera, abrir nuestro corazón imitando a la Santísima Virgen María y pidámosle que nos lleve de la mano por el buen camino que nos conduce hasta su hijo Jesucristo.