LA PARROQUIA EN EL TIEMPO DE CUARESMA, EN CAMINO HACIA LA PASCUA.

sábado, 5 de septiembre de 2015

SANTA CRUZ EN LA NOVENA A LA VIRGEN DE SETEFILLA

Como cada año, la Hermandad Mayor de Nuestra Señora de Setefilla celebra la Solemne Novena en honor a la patrona de Lora del Río. El segundo día de novena, el lunes 31 de agosto, las Cáritas parroquiales de Lora eran la intención del día; los diferentes grupos de las Cáritas parroquiales de Lora del Río se ocupaban de la liturgia, tanto de la novena de la mañana como de la tarde. De igual forma, los agentes de los grupos de Pastoral de la Salud de las parroquias loreñas se ocupaban de la liturgia del tercer día de novena cuya intención era por los enfermos, siendo presidida la Eucaristía de la mañana por D. Pedro Pérez, y así participaron agentes del grupo de Pastoral de la Salud de Santa Cruz.




Ya en el sexto día de la novena se dedicó como intención a la Parroquia de Santa Cruz. En la novena de la mañana presidió la Eucaristía D. Enrique Barrera y concelebró D. David Larrén, y en la novena de la tarde presidió y predicó las glorias de la venerada y excelsa Patrona de Lora D. Marcelino Manzano Vilches (Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla y párroco de San Vicente Mártir). D. Marcelino quiso ensalzar la figura de la Virgen de Setefilla y se refirió a nuestra parroquia destacando “la Cruz que preside de forma rotunda el altar de la parroquia, como símbolo de fe que recuerda el sentido por el que celebramos la Eucaristía”. Continuó D. Marcelino señalando que “la Cruz está muy presente en las tradiciones setefillanas, pues marcan los hitos del camino a la sierra donde la Virgen nos espera”. Invitaba también el predicador de la novena a “ser peregrinos de la santa Cruz” y sentir junto a ésta la presencia de María tal y como San Juan la sintió cuando María estaba a los pies de Cristo crucificado, pues “a los pies de la Cruz nació la Iglesia, nació el amor”. Por último, D. Marcelino daba importancia a la Eucaristía ya que “cada Eucaristía es de nuevo una santa Cruz en la que Cristo vuelve a morir y a resucitar por cada uno de nosotros”.

La celebración comenzó como cada día con el rezo del Santo Rosario, ejercicio de Novena y celebración de la Eucaristía (mientras la que también se ofreció el Sacramento de la Reconciliación) tanto por la mañana como por la tarde. En la novena de la tarde acompañó musicalmente el Coro de Nuestra Señora de Setefilla.

En el desarrollo de la liturgia participaron diferentes fieles de Santa Cruz y se pusieron en manos de la Santísima Virgen María los proyectos del nuevo curso pastoral para que, en palabras de D. Marcelino Manzano, “nos sintamos arropados en los brazos de María al igual que el Niño en Belén y en el descendimiento de Jesús de la Cruz”.