LA PARROQUIA EN EL TIEMPO DE CUARESMA, EN CAMINO HACIA LA PASCUA.

jueves, 7 de enero de 2016

ILUSIÓN, FELICIDAD Y MISERICORDIA EN NUESTRA CARROZA

Como ya anunciamos en anteriores entradas, nuestra Parroquia de Santa Cruz montó una de las carrozas de la Cabalgata de Reyes Magos de Lora del Río. Y fueron los más pequeños de la Parroquia, acompañados por varios adultos, los encargados de disfrutar de una carroza que tenía por temática "El Arca de Noé".

La tarde del 5 de Enero se tornó nublada, y hasta llovió, pero el tiempo dio una tregua para llenar de ilusión a nuestros pequeños que tan simpáticos lucían sus trajes de animales del mar y de tierra. Estos disfraces fueron realizados por mujeres que han estado cosiendo durante varias semanas para que los niños disfrutaran de la tarde-noche de Reyes en la carroza. Y hasta nuestro pequeño y peculiar Noé no quiso perderse la cita y, acompañados por sus animales, se montó en el arca para repartir caramelos y regalos por las calles de Lora.

La carroza lucía dicho arca en su parte central y que contenía los animales de tierra y a Noé, rodeado de animales de agua según la temática de la cabalgata de este año ("el mar como fuente vida e imaginación"). Salía el arca de un gran arco iris entre nubes que adornaba un simpático sol; completaba la carroza las olas en los laterales y dos palmeras en la parte delantera que enmarcaban el nombre de la Parroquia. Se trató, según el diseño original, de una carroza con motivos infantiles bajo la idea de ser una carroza de niños y para niños.

  
Se trató de una tarde de ilusión, de felicidad, de compartir y de hacer nuevos amigos, sin olvidar hacer un guiño al pueblo de Lora sobre el Año de la Misericordia proclamado por el Papa Francisco. Dos logos de dicho Año Jubilar se mostraban a ambos lados de la carroza para transmitir un mensaje: que Dios perdona todo, y Dios perdona siempre, animando así a acercarnos al participar en el Sacramento de la Reconciliación (confesión) a todo aquel que lo necesite.

Agradecemos desde el Blog parroquial a todas aquellas personas que, de una forma u otra, han hecho realidad este proyecto parroquial dirigido a los protagonistas de la noche de Reyes: los niños. Que Dios os lo pague.