sábado, 9 de enero de 2016

UN AÑO MÁS, LOS REYES MAGOS ACUDIERON A ADORAR AL NIÑO JESÚS

Con la Epifanía del Señor, la visita de los Reyes Magos se convierte en muy esperada por los más pequeños de nuestros hogares. En esta conmemoración se recuerda cómo Jesús se manifestó ante Melchor, Gaspar y Baltasar siendo adorado.

Así, de entre todos múltiples actos programados por la Asociación Cabalgata de Reyes Magos de nuestro pueblo, probablemente uno de los más emotivos sea la adoración de Sus Majestades en la Iglesia de Santa Cruz. Y en este 2016 no faltó este momento. Hacia las nueve de la noche, el sacerdote D. David Larrén recibó a los Reyes Magos acompañados por otras personalidades de la Cabalgata; éstos se postraron ante la imagen del Niño Jesús que se mostraba en su gran poder desnudo y recostado en un humilde pesebre. Fue allí donde los Reyes Magos recibieron algunas peticiones de las muchas que recibieron esa mágica noche.

El coro parroquial acompañó con villancicos tradicionales este momento tan emotivo donde Melchor, Gaspar y Baltasar ofrecieron al Niño presentes de especial riqueza simbólica: oro, incienso y mirra, como símbolos de ser Rey, Dios y Hombre.

Este año la adoración se vivía de manera especial, con la alegría se saber que los más pequeños de la Parroquia acompañaban a los Reyes Magos en su cortejo, participando con la carroza de "El Arca de Noé". Y un año más, la Parroquia de Santa Cruz acogió cada año con cariño y alegría este acto como un momento de fe cristiana que así quiere mantener para adorar a nuestro Salvador en la debilidad de un niño.