miércoles, 14 de junio de 2017

'CORPUS CHRISTI, EL SEÑOR EN NUESTRAS CALLES', CARTA PASTORAL DEL ARZOBISPO

El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha escrito una carta pastoral en la que destaca la importancia del “testimonio público de veneración a la santísima Eucaristía” que supone la procesión del Corpus Christi del próximo jueves por las calles de la capital andaluza. Al respecto subraya que “en esta procesión lo sustantivo no son las numerosas imágenes de los santos sevillanos, ni las sobreabundantes representaciones que en ella desfilan”, y hace especial hincapié en la necesidad de que la adoración eucarística no quede “solapada por otras realidades que no pertenecen a la esencia de esta procesión, que –recuerda- es calificada en el Código de Derecho Canónico como procesión eucarística”. Queremos plasmar en nuestro blog parroquial la interesante reflexión y bellas palabras que monseñor Asenjo realiza sobre la festividad del Corpus Christi, ese jueves de los que relucen más que el sol y cuyas intenciones queremos aprovechar para nuestro pueblo el próximo domingo que es cuando Lora celebra su Corpus.

Monseñor Asenjo recuerda que el próximo jueves “recorremos con Él el hermosísimo entramado urbano de nuestra ciudad, que en esa mañana se convierte en un gigantesco templo para gloria del Señor sacramentado”. En su carta –titulada ‘Corpus Christi, el Señor en nuestras calles’- repasa el trayecto que hará la comitiva eucarística por las calles de Sevilla: “detendremos el paso ante dos altares preparados por la devoción de los sevillanos, para venerar, aclamar y adorar una vez más el cuerpo verdadero de Cristo, nacido de María, traspasado e inmolado en la Cruz para nuestra salvación. Renovaremos comunitariamente nuestra fe en la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía y confesaremos con los labios y creeremos en el corazón que en la custodia de nuestra Catedral, auténtico prodigio cincelado por Juan de Arfe, gracias a la piedad de nuestros mayores, está presente Jesucristo con su cuerpo, sangre, alma y divinidad. Detendremos nuestro paso para confesarle como Hijo único de Dios, clave de bóveda del universo, Señor de la historia humana y de la historia de la salvación y única esperanza para el mundo”.

El Arzobispo indica en su carta cuál debe ser el estilo de la procesión –“sin triunfalismos ni arrogancia, pero también sin rubor y sin complejos”, afirma-, y pide a los cristianos de Sevilla que reconozcan que “el cuerpo de Cristo es la fuente de nuestra vida renovada y el fundamento de nuestra esperanza frente al poder del pecado y de la muerte”.

Hace también referencia a la celebración esa mañana (y también en Lora el domingo) de la jornada de Cáritas y el Día de la Caridad, y aprovecha para pedir un compromiso social: “descubrirle también en el rostro sufriente y, en ocasiones deformado, de los hambrientos, sedientos, desnudos, enfermos, prisioneros, desplazados y emigrantes”. Extiende su llamamiento a todos los hombres y mujeres de buena voluntad “que buscan la paz y la justicia y sueñan con la nueva civilización del amor.

Concluye la carta pidiendo al Señor que “bendiga a España para que sea siempre fiel a sus raíces cristianas y se afiance entre nosotros la paz, la concordia, la unidad y la solidaridad; que bendiga a nuestra Archidiócesis para que no desmaye en el anuncio de Jesucristo con obras y palabras; que bendiga a nuestra ciudad, que aliente a sus autoridades en su servicio al bien común, especialmente de los últimos; que bendiga a nuestras familias, a los niños y jóvenes, a los matrimonios y ancianos; que bendiga a todos los sevillanos, a los que creen y a los que no creen, todos ellos hijos muy amados de Dios”. Nos unimos a estas peticiones que hace nuestro arzobispo para que sean también para nuestro pueblo y todos los pueblos de Sevilla.

En nuestro caso, como hemos apuntado con anterioridad, el pueblo de Lora del Río celebrará su Corpus Christi el próximo domingo 18 de Junio. Comenzará la jornada con la celebración de la Eucaristía a las 9'00 horas en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, tras la cual dará comienzo la procesión por las calles del centro del pueblo con la gran custodia procesional de Palominos terminada en 1868. Pero de infinito valor es la pequeña y bella custodia que va en su interior portando el Santísimo, de estilo plateresco, del siglo XVI, obra del famoso platero sevillano Hernando de Ballesteros el Mozo. Es de resaltar también los tradicionales altares y balcones que los loreños preparan en honor al Santísimo, así como el acompañamiento de los niños vestidos de Primera Comunión, representaciones varias y los pasos de San Sebastián, patrón de nuestro pueblo, y la Santísima Virgen del Rosario, Madre del Señor.

A la finalización de la procesión, tendrá lugar la Eucaristía en el mismo templo parroquial. Animamos al pueblo en general a que participen en esta grandiosa festividad de la Iglesia en la que "Dios sale a la calle"  y mostrémosle nuestros respetos, honores, amores, deseos y peticiones a Cristo que es la fuente de nuestra vida y el fundamento de nuestra esperanza.

Puedes leer el texto íntegro de la carta pastoral en este enlace.


Fuente: archisevilla.org