LA PARROQUIA EN EL TIEMPO DE CUARESMA, EN CAMINO HACIA LA PASCUA.

viernes, 8 de febrero de 2019

60ª CAMPAÑA CONTRA EL HAMBRE DE MANOS UNIDAS

Manos Unidas cumple 60 años. Desde 1959 hemos estado trabajando para acabar con el hambre en el mundo. Fiel a esta misión, Manos Unidas quiere contribuir, en el trienio 2019-2021, a la realización de los Derechos Humanos, especialmente entre las personas más pobres y vulnerables del planeta.

Trabajar por los Derechos Humanos ha sido, desde sus inicios, parte de la misión de Manos Unidas. En nuestros orígenes está el compromiso de las mujeres de Acción Católica en España que, movidas por su fe, quisieron dar testimonio luchando contra la lacra insoportable del hambre, concentrando sus esfuerzos en conseguir una dignidad de vida para todo ser humano sin exclusión.

Trabajar por los derechos humanos, reconociendo que todos están vinculados entre sí y son interdependientes, es el mejor camino para alcanzar la dignidad de la persona. Por eso, las acciones con las que tratamos de transformar situaciones injustas las hemos de plantear desde un enfoque de derechos.

Somos conscientes de que la solidaridad de la sociedad española es firme y perseverante, y que acabar con la miseria y el hambre es una carrera de fondo en la que queremos seguir empeñándonos. Hay 821 millones de personas que padecen hambre en el mundo y, aunque muchas cifras relacionadas con la pobreza han mejorado, sigue siendo un escándalo insoportable. Por eso, nuestro trabajo sigue siendo necesario y el compromiso de todas las personas que colaboran con nosotros, también.

Monseñor Asenjo destaca la esencia religiosa de Manos Unidas

Fernando Fabiani (responsable de proyectos) ha desglosado los proyectos que ha asumido Manos Unidas de Sevilla, y ha recordado que en toda España se han acometido 6.241 proyectos por importe de 330 millones de euros en la última década.

Monseñor Asenjo ha ponderado el trabajo que realizan los voluntarios de Manos Unidas con su presidenta a la cabeza. Ha destacado el carácter eclesial de lo que ha definido como “una obra de la Iglesia”. En este sentido, ha reafirmado la identidad religiosa de Manos Unidas y ha recordado la preocupación de los obispos españoles por la secularización interna que hubo en algunas obras eclesiales hace algunos años. Dirigiéndose a los voluntarios asistentes les ha pedido que “cuidéis muy bien la entraña religiosa de Manos Unidas”.

RECUERDA que este fin de semana, 9 y 10 de febrero, las distintas colectas de todos los templos de la Archidiócesis de Sevilla se destinarán a favor de los proyectos de Manos Unidas.

¡COLABORA CON MANOS UNIDAS!
¡SÉ GENEROSO!