CATEQUESIS DE ADULTOS



La catequesis de adultos está enfocada a conocer mejor la palabra de Dios, y esto se realiza conociendo el catecismo y profundizando en la oración.

COMPOSICIÓN:
Actualmente existe un grupo único de catequesis de adultos bajo el nombre de "Santa Ángela de la Cruz", que está formado por dicho grupo, por miembros de los anteriores grupos de catequesis de adultos y nuevas personas que han continuado su formación cristiana tras recibir el sacramento de la Confirmación. Las reuniones se imparten los miércoles de 5 a 6 de la tarde. La coordinadora del grupo es Dña. Setefilla Álvarez.




OBJETIVOS
- El objetivo principal es crecer en la fe y en la oración, llegando a tener un encuentro con Dios.
- Potenciar la vida sacramental, participando de la Eucaristía y del Sacramento de la Penitencia.
- Desarrollar la vida comunitaria, participando en la lectio, en encuentros parroquiales de adviento y cuaresma,  y en la liturgia.
- Potenciar la caridad, ayudando a la Cáritas parroquial, el Proyecto Escalereta de la Hdad. Mayor de Ntra. Sra. de Setefilla...



FORMACIÓN:
El proceso de formación se lleva a cabo:
 - Participando activamente en las catequesis del grupo.
 - Participar en la oración con Dios, dentro y fuera de la Iglesia.
 - Reflexión personal de los textos bíblicos
 - Participar en encuentros y convivencias.



LÍNEAS DE TRABAJO:
Se trabajan temas adecuados para la catequesis de adultos con el seguimiento del párroco, en los que Dios sea el centro de todo; también se trabaja con la Biblia, el Evangelio y el catecismo de la Iglesia, conociendo más la oración y la vida cristiana. Se seguirá colaborando con la Cáritas parroquial y el Proyecto Escalereta.

Jesús nos dice:
“PORQUE DONDE ESTÁN DOS O TRES REUNIDOS EN MI NOMBRE, ALLÍ ESTOY YO EN MEDIO DE ELLOS"

Animamos a todas aquellas personas adultas que quieran conocer a Jesús a participar en las Catequesis de Adultos. Nunca es tarde para hablar de Dios de manera sencilla y con la intención de que todos conozcamos mejor las enseñanzas de Jesús y las experimentemos en nuestra vida cotidiana.

Ponemos su trabajo en manos de María Santísima pidiéndole que les ayude a caminar en pos de su Hijo Nuestro Señor Jesucristo.