CONFIRMACIÓN PARA NIÑOS


GRUPOS "EL BUEN PASTOR " Y "ESPÍRITU SANTO"

Las Catequesis de Confirmación para niños ("Segunda Síntesis de Fe") forma parte de la Iniciación Cristiana de los bautizados. Estas catequesis están formadas por niños y niñas de los 9 a los 11 años aproximadamente. Una vez que el niño puede participar en la Eucaristía de la comunidad cristiana, es muy importante que no pierda su conexión con ella, y se sienta perteneciente a ella a través de un grupo que continúe y acompañe su crecimiento cristiano.

Su plan de formación cristiana no pretende ser teórica sino práctica, empleando una metodología dinámica, participativa y lúdica, con actividades entretenidas y variadas. Se trata de que lo que se esté trabajando en las catequesis se lleve a la práctica en todo momento: mientras se está con los compañeros de grupo, mientras se habla y participa, mientras se hacen las actividades o juegos, estando en la familia, con los amigos, en el colegio...

Así, para los niños que, habiendo recibido la Primera Comunión, quieren seguir participando en su parroquia para conocer más a Jesús y a su Iglesia, asisten por grupos según su edad, con el objetivo dentro de unos años de recibir el Sacramento de la Confirmación. Esta "Segunda Síntesis de Fe" tienen lugar todos los viernes y existen dos grupos: "El Buen Pastor" (5º de Primaria) y "Espíritu Santo" (6º de primaria, habiendo comenzado el curso pastoral el pasado 30 de Septiembre de 2016.


Estos dos grupos se marcan como objetivos:
  • Que los niños sientan formar parte de la Comunidad Cristiana: es muy importante que no se pierda su conexión con ella, y sentirse perteneciente a ella.
  • Descubrir y aprender lo que significa ser cristiano "haciéndolo", "practicándolo, "experimentándolo" por ellos mismos en sus vidas, entre ellos y fuera del grupo.
    • Aprender a convivir y relacionarse con sus compañeros al estilo de Jesús.
    • Aprender a descubrirse a si mismo con las riquezas que Dios le ha dado.
    • Aprender a compartir lo que es y lo que tiene con los demás.
    • Aprender a poner en práctica los valores propios del Evangelio de Jesús allí donde se encuentre.
  • Lograr ser conscientes de que, como cristianos que son, deben esforzarse por construir y hacer presente entre ellos y fuera de ellos, en la medida que puedan, el Reino de Dios.
  • Reflexionar sobre el conocimiento del mensaje de Dios explorando en la Biblia, la importancia de los Sacramentos y el valor de la oración.


Los materiales que utilizan estos grupos son:
  • La formación cristiana no pretende ser teórica sino mayormente práctica, empleando una metodología dinámica, participativa y lúdica, con actividades entretenidas y variadas.
  • Catecismo de la Conferencia Episcopal Española: “TESTIGOS DEL SEÑOR”.
  • La Biblia.

Tenemos que resaltar que estos niños asisten a las catequesis con muchas ganas de seguir conociendo a la Iglesia. Con este ánimo, los dos grupos se marcaron como compromisos para este curso pastoral 2016-2017 los siguientes:
  • Asistir todos los viernes a las catequesis, con el material y con ganas de conocer más sobre la Iglesia.
  • Asistir a la misa de la parroquia los sábados o los domingos. 
  • Participar en la liturgia de la misa el día que se les fija mensualmente: lecturas, ofrendas..., como los demás grupos de la parroquia.
  • Participar, cuando se pueda, en cuantas actividades y convivencias dirigidas a los más jóvenes se organicen en la Parroquia.

Es de resaltar algunas de las actividades que se tienen fijadas cada año, tanto por su importancia en cuanto a lo que aporta a los niños en su crecimiento espiritual como por ser de las preferidas por los niños:
  • Convivencias.
  • Exposición a los niños que van a recibir la Primera Comunión sobre "¿Qué es la Confirmación?".
  • Visita a los enfermos de la feligresía en Navidad junto al grupo de Pastoral de Salud.
  • Visita de Cuaresma a Sevilla.
  • Meriendas compartidas.
  • Participación en la campaña anual de recogida de alimentos de la parroquia.
  • Actividades por el DOMUND y Manos Unidas.

En algunas de estas actividades se invita a que participen y acompañen también los padres, con el fin de que éstos sirvan también como modelos de fe a sus hijos, además de crear convivencia.