domingo, 5 de abril de 2015

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

El Domingo de Resurrección es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención y liberación del pecado de la humanidad por el Hijo de Dios.

Nuestra comunidad celebró la Santa Misa con la alegría y el gozo de saber que Cristo, nuestro Señor, no permanece en el sepulcro, sino que ha resucitado. Él se levantó de entre los muertos, volvió a la vida. Él vive y, por eso, nosotros también volveremos a vivir.

 

"¡Jesucristo ha resucitado!
El amor ha vencido al odio, la vida ha vencido a la muerte,
la luz ha disipado la oscuridad."
(El Papa Francisco. Mensaje Urbi et Orbi 2015)