LA PARROQUIA



La Parroquia de Santa Cruz de Lora del Río encuentra su creación en 1963, desmembrada de las de la Asunción y de San Sebastián, para atender la parte noroeste del término y de la ciudad. Sería ya en el año 1966 cuando se desmembrara de ella la de Nuestro Padre Jesús. En 1971 se declararon los límites de San Isidro, de forma que los poblados de Setefilla y el Priorato quedaban de la parroquia de San Isidro.

Colocación de la primera piedra del templo.

La historia de la Parroquia de Santa Cruz (o la de "los pisos", como muchos la conocen) está muy ligada al patronato Juan Coca, cuya colaboración económica fue muy importante para la realización de las obras del templo y del complejo parroquial.

 
Balcón donde se colocó un megáfono para llamar al culto a los fieles.

El primer cura-párroco de Santa Cruz fue D. Jesús Domínguez Gómez, promotor del nuevo templo parroquial. En 1964 fue nombrado párroco de Santa Cruz D. Antonio Labrador. Éste comenzó la construcción del templo y los locales parroquiales en 1967 ó 1968. Se marchó en 1971 y las obras quedaron paradas hasta la llegada de D. Francisco Silva Limón quien las reanudó en 1980 y dio a las mismas un importantísimo impulso.

Ceremonia en un local provisional.

Tómbola celebrada para recaudar fondos para la Parroquia.


ABC SEVILLA DOMINGO 05-03-1989
sobre la bendición del complejo parroquial de la Santa Cruz Lora del Río
por el Excmo. y Rvdo. Señor Arzobispo de Sevilla, D. Carlos Amigo Vallejo,
coincidiendo con el XXV aniversario de la fundación de la parroquia.

Estas obras se terminaron y completaron con los párrocos D. Manuel Soria Campos, D. Juan Jesús García Castro y D. Jesús Donaire Domínguez.





Fotografías de algunas dependencias de la Parroquia hace algunos años.

Posteriormente, serían párrocos de Santa Cruz D. Antonio Rodríguez Babío y D. Francisco García Gavira. Actualmente nuestro párroco es D. Enrique Barrera Delgado quien también es Vicario Episcopal de la Zona Norte, y D. José Manuel Pineda Benítez, quien es nuestro Vicario Parroquial.






La Parroquia de Santa Cruz en la actualidad.

La parroquia: arriba, a principios de los años 80; abajo, en 2017.

---



SALUDA DE MONS. ASENJO A LOS FIELES DE SANTA CRUZ
El Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo, dirige unas palabras a modo de saluda y bendición a los fieles de Santa Cruz. Le dejamos aqui sus palabras:

"Queridos hermanos y hermanas, fieles de la Parroquia de Santa Cruz de Lora del Río:

Vuestro Párroco, D. Enrique Barrera Delgado y los jóvenes que se encargan de la dirección del blog parroquial, me piden unas líneas de saludo para el citado blog. Las escribo con mucho gusto para saludaros a todos y desearos que seáis siempre una comunidad viva, dinámica y comprometida con su parroquia en las distintas tareas y servicios eclesiales, la catequesis, la pastoral de enfermos, el voluntariado de Cáritas, la pastoral litúrgica, etc. Os deseo también que seáis una comunidad unida y fraterna, que se preocupa de los pobres, hoy tan numerosos, con iniciativas concretas, generosas y eficaces. Dios quiera que seáis también una comunidad orante y fervorosa, consciente de que el centro de la comunidad cristiana es el Señor presente en la Eucaristía, donde nos espera para el que le visitemos, le acompañemos y le contemplemos. 

Os deseo, por fin, que seáis una comunidad apostólica, que se goza, como las primeras comunidades cristianas, anunciando a Jesucristo con mucho valor, con la palabra explícita y, sobre todo, con el testimonio elocuente, luminoso y atractivo de su propia vida.

Encomendándoos cada día al Señor y a su Madre bendita, para todos, mi saludo fraterno y mi bendición".

+ Juan José Asenjo Pelegrina

Arzobispo de Sevilla




---

El Barrio de "los Pisos"
Extracto del libro "POR LAS CALLES DE LORA. Aproximación al origen y
formación de su nomenclátor", de Dña. Araceli Montoto Sarriá. 2014
Págs. 215 a 219


El antiguo grupo de viviendas fue promovido por un Patronato de Casas Sociales y el Ayuntamiento a fines de los años 50 y principios de los 60 del siglo XX, debido al creciente aumento de la población. Se le llamó Barrio de la Cruz y la zona marginal de chabolas cerca de las vías del tren, la Barriada Coca (actualmente calle San Vicente), por el cura párroco de la Iglesia de la Asunción, víctima de las algaradas del año 36 y gran benefactor de los desfavorecidos. Sin embargo, siempre se le ha llamado Los Pisos, edificación característica de la época y de las nuevas barriadas. Era una zona sin casi edificaciones, salvo algunos edificios industriales destinados a la manipulación de la aceituna y el pimentón.

Se comenzó por la construcción de las torretas (así conocidas), siendo aún los edificios de viviendas más altos de Lora. Las nuevas propuestas urbanísticas no han dejado que se edifiquen casas de más de tres pisos de altura para no dañar el paisaje urbano.

Posteriormente se fueron edificando las diferentes casas vecinales, que están articuladas por las siguientes calles principales:

  • Calle Guadalquivir, nuestro río.
  • La Avenida de la Cruz, por la Cruz de la Higuerilla que se encuentra en ella.
  • La Avenida de Prim (Juan Prim y Prats), Presidente del Congreso de Ministros de España, durante el reinado de Isabel II y asesinado en atentado en 1870.
  • La Avenida de Marcos Orbaneja, Juez eclesiástico de Lora del siglo XVIII, gran benefactor junto a su familia del antiguo Hospital de Santa Catalina. Esta calle junto con su continuación, la Avenida de la Campana, separan el llamado casco antiguo o centro ciudad de este barrio. Actualmente está mucho más concurrido y habitado que el propio casco histórico, con más zonas comerciales y lúdicas, donde se han ido asentando las nuevas generaciones de loreños. En los últimos años se les ha añadido nuevos grupos de viviendas conocidas como las Viñas y el Zahornil.
En el barrio de los pisos se creó en el año 1965 la parroquia de la Santa Cruz, en un edificio pequeño y provisional. El nuevo no fue inaugurado hasta el año 1983, con planta de abanico y bella techumbre de madera, costeada por los feligreses.

La mayoría de los nombres de las calles de este barrio, están relacionados con las tradiciones de la Virgen de Setefilla o con la propia historia de Lora como son: Santero, Gremios, Hermandad, Serranita, Fuenfría o Alvar Zúñiga, prior que fue de Lora y que en 1432 cedió al pueblo los aprovechamientos de la dehesa de la Matallana.

Otras calles nos remiten a los ríos o arroyos de la zona: Guadalora, Guadalvacar, Helecho, Albadalejo, Aguabuena.

El resto de las calles no las nombro por ser más actuales y no de la época de la formación del barrio.

En el barrio se organizó, bajo el auspicio del entonces alcalde D. Nicomedes Sanz Naranjo, a fines de los años 50 el Colegio de Libre Adoptado dependiente del Instituto Rodríguez Marín de Osuna, llamado de Enseñanzas Medias y que fue el germen del actual Instituto de Bachillerato Guadalquivir. Fue todo un referente para la educación y la intelectualidad de Lora. D. Luis Montoto Pacheco, director durante años y posteriormente jefe de estudios, junto con otros destacados profesores, como D. Fortunato Jiménez Salmerón, D. Joaquín Guajardo-Fajardo o D. Antonio Trigo Melo fueron personas que hicieron muchísimo por la juventud loreña (y no loreña, pues siempre han acudido estudiantes de localidades vecinas) en esos años. Se consiguió que este centro se homologara con los de la capital y no tener que ir hasta la ciudad de Osuna a examinarse, potenciando en sus alumnos la capacidad de estudiar carreras universitarias, algo hasta entonces no contemplado por muchos jóvenes loreños, saliendo grandes profesionales e ilustres profesionales de esas generaciones. También en la década de los años 60 se impulsó y apoyó el desarrollo de estudios profesionales y el deporte, al fomentar la creación de la llamada “Laboral” (Centro de Formación Profesional) y del Polideportivo. Desde un principio se buscó la vinculación del barrio con las diferentes instituciones. D. Luis, para muchos loreños, debía tener un reconocimiento que hasta hoy no se le ha concedido.

Actualmente existen en el barrio: dos Colegios Públicos de Primaria, una Guardería Pública y otra Privada, un Centro de Formación Ocupacional y dos Institutos de Enseñanzas Secundaria y Bachillerato, un gran polideportivo y una piscina pública.


La Parroquia desde las alturas. Fotos de Manolo Núñez García.