miércoles, 2 de marzo de 2016

ENTREVISTA IX: "ITALIA PRADA GARCÍA"

El blog parroquial de Santa Cruz viene realizando desde hace algunos meses entrevistas a diferentes personas involucradas en la parroquia. En este mes de Marzo, casi a las puertas de la Semana Santa en la que la Iglesia conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, queremos entrevistar a una mujer muy querida en la parroquia. Se trata de Italia Prada García.

Italia está casada, ha tenido cuatro hijos y nueve nietos, y es ama de casa. Pertenece al coro parroquial y al grupo de Catequesis de Adultos “Dulce Nombre de María”, grupos en los cuales desarrolla su tarea parroquial. Años atrás también perteneció a los grupos de limpieza con los que mantenía limpio el templo parroquial. Además, una de las cualidades de Italia es la costura y le ha permitido aumentar su servicio a la parroquia en este terreno. Las distintas tareas que Italia desempeña en la parroquia se ven recompensadas con el gran cariño que recibe de sus compañeros de grupos, pues está muy integrada en éstos.



Hace muchos años que Italia llegó a Santa Cruz pero fue su amiga Dolores Martín quien la animó a formar parte de los grupos parroquiales. Desde entonces, son innumerables las distintas tareas que Italia ha desempeñado en la parroquia. Es por esta razón por la que Italia es un miembro activo de la parroquia, ayudando y colaborando en todo cuanto se le pide: hacer chocolate para meriendas de convivencia, hacer la comida a los párrocos… pero sobre todo, y tal y como hemos apuntado anteriormente, la costura es su fuerte. Ha confeccionado paños para el altar, albas, casullas, capas pluviales y un sin fin de ropa de sacristía con la que hoy día cuenta la parroquia.

A parte del servicio hacia la parroquia, en el plano personal y espiritual Italia vive y celebra los Sacramentos, con especial atención a la Eucaristía con la que siente la cercanía del Señor. ¡Cuántos momentos pasa Italia frente al Sagrario de la Parroquia pidiéndole al Señor por sus necesidades y dándole gracias por todo lo bueno recibido! Es todo un modelo de fe con especial devoción a nuestra Virgen del Dulce Nombre y a Santa Ángela de la Cruz.


De Italia, es el servicio a la comunidad parroquial el que queremos identificar con un pasaje de la última cena del Señor; en concreto, el lavatorio de pies. Cuando el Evangelio de San Juan relata que Jesús decide lavarle los pies a sus discípulos, nos ofrece un testimonio de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos nosotros los fieles. “Lavar los pies” es la expresión de una actitud radical de servicio y amor, de igualdad y fraternidad, que debe manifestarse en toda la vida del cristiano. Con este gesto, Jesús muestra su amor hasta el extremo y ejemplifica el amor que quiere de sus amigos. Y esta muestra de amor y servicio es el que la comunidad parroquial aprovecha en esta ocasión para agradecérselo a Italia y que quiere poner de ejemplo, especialmente como un modelo a seguir por los jóvenes.


Italia ha querido y quiere mucho a los distintos sacerdotes que han ejercido su ministerio en la parroquia. Les ha ayudado en cuanto han necesitado y, a modo de anécdota, recuerda junto a su amiga Dolores aquellos años en los que ellas mismas limpiaban la casa a D. Juan Jesús Castro. Éste les escondía los dulces y bombones para que ellas no se lo comieran, a modo de broma, y ellas se empeñaban en buscarlos por la casa; un día el sacerdote les hizo la broma de esconder los dulces en un armario en donde les esperaba una inesperada sorpresa: un delfín que bailaba y que hizo arrancar unas risas.

Y con especial cariño guarda en la memoria las Bodas de Oro que celebró con su marido Manolo en Santa Cruz, rodeada de su familia, amigos y feligreses, y en la que el coro parroquial le cantó, detalle que le hizo mucha ilusión por pertenecer a él desde hace muchos años.


Desde aquí queremos transmitir nuestro cariño, reconocimiento y mejores deseos para Italia y su familia, pidiéndole a Dios que les de aquello que más necesiten.