LA PARROQUIA EN EL TIEMPO ORDINARIO.

miércoles, 29 de julio de 2015

LOS 10 MANDAMIENTOS POR FANO

Decir que Patxi Velasco, más conocido como FANO, se ha convertido en un ilustrador cotidiano del Evangelio del Domingo es una obviedad. Múltiples webs y blogs de parroquias, hermandades y otros colectivos de la vida de la Iglesia utilizan diariamente las simpáticas ilustraciones de este ovetense quien manifiesta que “dibujar es un don de Dios que me ayuda a expresarme”. Y su expresión nos sirve a todos para ilustrarnos no sólo el Evangelio de cada domingo, sino otros recursos religiosos muy útiles para, por ejemplo, las catequesis para niños.

Hoy le ofrecemos una de las últimas novedades de FANO: los Diez Mandamientos, de una forma original y sencilla. Pero antes de verlos recordemos que los mandamientos fueron entregados por Dios a Moisés en el Sinaí. Recordemos el resumen que Jesús realizó en Mt 22,36-40:

“– Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?

Él le contestó:

– “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente”. Este es el mandamiento principal y el primero, pero hay un segundo no menos importante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. De estos dos mandamientos penden la Ley entera y los Profetas.”


  • I. AMARÁS A DIOS. Serás feliz si pones al Señor en el centro de tu vida. Si, como un niño, te lanzas a sus brazos. Lo más grande de todo Dios. Porque cuando estamos en Él, nos movemos en Él, todo tiene sentido y realmente somos felices.
  • II. EL NOMBRE DE DIOS: ABBA. El nombre de Dios es “Abba”, Padre. Es relación de ternura con sus hijos. Su hermoso Nombre no puede ser utilizado, manejado, manipulado, manchado. Es el Nombre que invita a la Paz, que hace posible la fraternidad universal sin distinciones de ninguna clase.
  • III. VIVIR LA SANTIDAD. Santificar las fiestas es sumergirnos en la santidad de Dios. Es entrar en el dinamismo de la Familia de Nazaret: de la alegría, la disponibilidad, la escucha, el servicio y la ternura.
  • IV. AMAR A NUESTROS PADRES. Honrar, amar a nuestros padres, especialmente en los momentos de enfermedad, limitación, ancianidad, pero también en lo cotidiano, en tantas oportunidades que tenemos de disfrutarlos, quererlos, mostrarles toda nuestra gratitud por todo lo recibido de su amor.
  • V. CUIDARÁS DE LA VIDA. No matarás. Cuidarás de la vida. La regarás con amor. Porque nuestra vocación es vivir y hacer que los demás vivan en toda su plenitud. Colaborar con el Creador para que la felicidad se extienda por toda la tierra, como regadera que empapa la planta y le da vigor.
  • VI. JESÚS NOS LIMPIA. Jesús nos limpia con el suavizante de su Amor. Nos regala la blancura de su corazón y nos deja las señales de una vida realmente pura: la de identificarse con las bienaventuranzas, especialmente con la de ser pobres y servir a los pobres. 
  • VII. NO ROBARÁS. No robarás, compartirás, te sentirás que lo tuyo es de todos y le de todos tuyo, construirás una sociedad con valores, no extorsionarás, ni engañarás para favorecer tus propios intereses. No robarás, porque destrozamos la sociedad y la suerte de los más pobres.
  • VIII. ANDEMOS EN VERDAD. Caminemos en la verdad, en el sí que es sí y en el no que es no. Que nuestra palabra tenga palabra, que nuestras afirmaciones concuerden con la realidad y nuestras negaciones no sean contradictorias o erróneas.
  • IX. CON ALEGRÍA Y AMOR. Con alegría y amor, poblarás tu mente y tu corazón de sentimientos nobles y transparentes, de conducta recta y auténtica. Con alegría y amor, poblarás tu cabeza de todo lo bueno que hace feliz a los demás y que te hará feliz a ti.
  • X. DA GRACIAS. Da gracias por lo que eres, por lo que tienes, por lo que ha logrado el vecino. Y no codicies, porque la codicia te priva de disfrutar lo que te rodea, marchita los sentimientos y echa a volar lo mejor de ti. 

Los diez Mandamientos de Dios, los diez valores que dentro de la familia (adultos y niños) trabajen juntos para no desviarnos del camino que Dios nos trazó…para llegar hasta Él.


Ilustraciones: Patxi Velasco FANO
Texto: Fernando Cordero ss.cc.
y blogger Santa Cruz Lora del Río